Angelopolitano: seducción poblana de un mole extraordinario

El armonioso ritmo de los cubiertos al chocar y las voces susurrantes de los comensales, son la bienvenida que te da Angelopolitano, un restaurante que tiene a Puebla impregnado en todas partes.

Su menú, su ubicación, el día de su apertura y la influencia familiar están marcados por esta entidad que es “muy chula”, llena de moles, dulces e historia.

Angelopolitano abrió sus puertas un 5 de mayo y desde entonces, el chef Gerardo Quezadas nos lleva a un recorrido poblano donde no faltan las cemitas, los moles, pipianes y postres típicos de la bella Puebla.

Cuando visites este restaurante, puedes comenzar el festín con unas ricas chalupitas, seis con salsa verde y pollo, seis con salsa roja y cerdo; y prepárate, porque en abundancia Angelopolitano hace muy bien su trabajo.

Por supuesto que en sazón no se quedan atrás, pues el Champandongo, una receta de familia, es bonito a la vista y exquisito al probarlo, las capas de tortilla bañadas en un mole que te deja sin palabras, sólo es una de las muchas y deliciosas opciones para comer aquí.

Y para cerrar con broche de oro, el postre, un pastel de elote cubierto de leche quemada con nueces y brandy, una experiencia que se redondea con el espléndido sabor de las recetas poblanas.

– Temporada de chiles en nogada –

Hasta el 15 de octubre podrás disfrutar de este platillo, ya sea el tradicional que va relleno con carne de cerdo o la otra versión que lleva carne molida de res. Pero la oferta no termina ahí, pues el chef Gerardo Quezadas también sirve chile en nogada con otros rellenos: pato, cordero, bacalao, jaiba y quinoa. ¿Cuál vas a elegir tú?

Foto: Angelopolitano

Dirección: Puebla #371, colonia Roma Norte, CDMX.

Facebook: Angelopolitano Restaurante

About Citlalli Sánchez 166 Articles
De la vista -y las letras- nace el antojo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*