Tacos de cochinada, un lugar para valientes en la CDMX

Un amigo me platicó de estos tacos y la verdad no lo podía creer, ¿en serio existen personas a las que les gusta eso y además pagan por comerlo? Digo, si fuera una apuesta o algo así probablemente los probaría, pero ir por un taco de cochinada, no.

Entonces, después de invitarme a probarlos se convirtió en un reto, fuimos a la calle Dr. José María Vértiz número 1028; era un sábado por la noche y al llegar no podía creer cuánta gente acude a este sitio, su especialidad son justo los “tacos de cochinada” que Don Beto prepara.

¿En qué consisten estos tacos? Pues son nada más y nada menos que de los residuos que quedan en la orilla de la plancha, carne de todo lo que ofrecen (longaniza, bistec, suadero), aderezada con mucha, mucha grasa.

Son los tacos nocturnos que no pueden faltar en la Ciudad de México cuando sales del bar con unos tragos encima y lo que más quieres en ese momento es comer algo con mucha salsa.

Veía a la gente llegar y pedir sus tacos de cochinada, obviamente como el reto era que los probara, pedí uno: “para mí un taco con poquita cochinada….”.

Obviamente después de decir esto se rieron, pero de poquito no tuvo nada, lo probé y concluí que: no saben mal, de hecho saben buenos, bien dicen que todo lo bueno hace daño porque con un taco de estos el colesterol sube y sube, su salsa está buena, picosita como me gusta. Pero en definitiva no comería otro, prefiero los clásicos.

Porque también venden tacos de bistec, pastor, longaniza, suadero o puedes pedir alguno de estos con una embarrada de cochinada (después me enteré de esto, me hubieran dado esta opción desde el principio).

Son los tacos que de ley debes conocer y si algún amigo o pariente te visita de otro estado o país, llévalo a este sitio, te aseguro que quedará impresionado.

csz

About Edna Benado 461 Articles
Cuando se trata de comer me gusta más en compañía, cuando se trata de leer es mejor a solas.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*