Guillermo del Toro y la forma de un poético tequila

El imaginario sublime de un cineasta, el elixir de un tequila añejo y la pasión por la cultura mexicana se conjugan en una botella que nos recuerda lo mucho que nos encanta bebernos a México en cada vaso, caballito o copa.

El tequila “Patrón x Guillermo del Toro” es una colaboración única de la que surgieron dos destilados, conservados en unas botellas que reflejan la poesía en la narrativa de este director mexicano nacido en Guadalajara.

“El tequila corre por las venas de mi tierra, Jalisco. Representa la comunión entre el espíritu y la tierra (…) es una fuente de orgullo que forja nuestras raíces y nos define”, declaró el recién ganador de un Globo de Oro como Mejor Director por su película La forma del agua.

Los jimadores encargados de cosechar y cortar el agave Tequilana Weber variedad azul con el que se elabora Tequila Patrón, inspiraron a Del Toro para diseñar el paquete exterior que alberga las dos botellas, se trata de una cubierta negra mate que al retirarse revela una caja con dibujos en negro y plata; mientras que las imágenes de esqueletos en cada costado de la caja representan una celebración de la vida y la muerte.

Todo el laberinto de ilustraciones forman a la Hacienda Patrón, una destilería en los Altos de Jalisco donde se produce este tequila; pero sin duda lo que más resalta es una botella de vidrio que revela un par de botellas que simulan ser una sola.

La botella de 750 ml, colocada boca abajo simulando un torso, resguarda una mezcla de tequilas añejados más de cinco años en barricas de roble americano y francés, así como en barricas donde se maduró bourbon. En la otra botella, de 100 ml, se puede encontrar un licor añejo de naranja producido con Tequila Patrón añejo.

Pero no sólo las botellas reflejan la personalidad del director, pues Del Toro también creó un ritual para beber este tequila: las dos velas que contiene el paquete deben ponerse en un cajón que sale del interior de la caja, al prenderlas ésta se convierte en un altar donde se puede colocar el tequila.

Un aroma y ligero sabor a miel, nueces, pasas y vainilla, con un final de agave y roble que perdura en el paladar es lo que caracteriza a “Patrón x Guillermo del Toro”, una colaboración que reúne a dos monstruos: uno del cine y el otro de las espirituosas mexicanas.

Esta edición especial también incluye un libro de pasta dura llamado “Tomo de la Creación”, que cuenta con un prólogo escrito por Del Toro y el maestro tequilero Francisco Alcaraz. Está disponible en tiendas especializadas, en este enlace puedes adquirirlo.

csz

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*