Con trigo y tradiciones se cocinó la historia del pan en México

La tortilla es su antecedente

Mucha de la gastronomía mexicana surgió a partir de la colonización, el mestizaje se vio no solo en culturas y razas, en las cocinas también, un ejemplo de ello es el pan.

El pan llegó a México durante la Colonia, pues antes de que los españoles llegaran solo había maíz, por eso las tortillas son de los productos más antiguos y más enraizados con nuestra cultura. El trigo y levadura fueron importados por los españoles y a partir de ahí una nueva historia surgió.

La variedad no era como hoy la conocemos, en realidad solo existían los bolillos y estos eran consumidos únicamente por los mismos españoles que pertenecían a la gran elite de la Nueva España; los mexicanos continuaban consumiendo sus tortillas.

Sin embargo, para popularizar este producto y hacerlo parte de la alimentación diaria de los mexicanos, el gobierno estableció un precio y tamaño específico para su venta, explicó en entrevista la chef Lula Martín del Campo.

Los panaderos andaban en las plazas con canastos sobre la cabeza gritando “el pan, el pan”, después se comenzó a vender en pulperías (misceláneas que se llamaban así porque el que atendía tenía que estar como pulpo atendiendo a todos), se colocaba en vitrinas y era una dependienta la que te lo ofrecía.

Foto:Blog Por tierra

Después surgieron las panificadoras, que a diferencia de las pulperías, el pan salía de las vitrinas y se colocaba en estantes para que tú mismo pudieras tomar la cantidad deseada. Tiempo después, con la llegada de los franceses, surgieron más panaderías que siguen abiertas en la actualidad, como “El Globo”, “La Ideal” y “El Molino”.

Pero además, el pan tiene el poder de enlazarse con nuestras costumbres, ejemplo de ello es el pan de muerto; crear altares para los difuntos era ya una tradición nuestra, grandes cazuelas de mole y otros platillos desfilaban por las mesas, decoradas con un altar con flores y velas para que los seres queridos pudieran disfrutar de ello aun después de muertos.

“La costumbre de agregar azúcar al pan de muerto surgió porque se creía que la muerte era tan amarga que no les permitía tener esta conexión con sus seres queridos, el azúcar la ablandaba un poco y así permitía el acceso de un mundo a otro”, detalló la chef.

La rosca de reyes es otro ejemplo, aunque este manjar proviene de la época de los romanos, quienes celebraban el solsticio de invierno venerando al planeta Saturno (por eso la rosca tiene esta forma de anillo); pero antes de que se escondiera en ella un “muñequito”, llevaba habas para que la persona que las encontrara, se convirtiera en rey por un día.

“Nosotros, en nuestra tradición católica, tomamos solo como referencia la rosca pero dentro colocamos los niños Dios y a quien le toque debe ofrecer tamales el día 2 de febrero, Día de la Candelaria”, finalizó la chef Lula.

Como ven, el pan ha sido parte fundamental de nuestra historia y es parte de nuestros hogares también, ¿cuál es tu pan favorito?

csz

About Edna Benado 447 Articles
Cuando se trata de comer me gusta más en compañía, cuando se trata de leer es mejor a solas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*