Rosca de Reyes: la historia de un ciclo que se corona con frutas

“No te burles del que le toca compartir, celébraloporque lo va a compartir contigo”, Yuri de Gortari 

 

Este 2018, un año nuevo, de cambios y grandes cosas por venir, no puede empezar sin un gran trozo de rosca y dar fin al llamado maratón Guadalupe-Reyes.

La rosca es uno de los platillos con el que termina y a su vez inicia otro ciclo dentro de las tradiciones mexicanas; pero te has preguntado ¿cómo surgió tan afamado pan?

En el tiempo del imperio romano se realizaban fiestas saturnales (durante el solsticio de invierno para prepararse ante la llegada de la primavera y así tener una buena cosecha), en las cuales  los patricios junto a sus esclavos partían un roscón como un signo de compartir.

Más tarde pasó a Francia y de ahí a España en el siglo XVIII, cuando el primer borbón de ascendencia tanto española como francesa gobernó a los españoles, logrando que se implantara el primer roscón de reyes. Esta tradición pasó a México, y fueron los conventos los primeros hacedores de este platillo.

La celebración parte de la llegada de los Reyes Magos, quienes acogieron y protegieron al niño Dios del rey Herodes. En realidad “eran sabios de oriente que venían siguiendo la estrella que veían en el cielo…y marcaba el lugar donde nació el mesías”, explicó en entrevista el chef Yuri de Gortari.

La rosca o roscón de reyes es una representación de una corona, su preparación puede variar, sin embargo los elementos que la componen siempre son los mismos. El ate de coloresnaranja cristalizada,cerezashigo cristalizado y la pasta de azúcar simbolizan las distintas joyas que caracterizan a una corona.

Siempre contiene un “muñequito”, que en México se llegó a representar con una figurita de plata, oro o porcelana; mientras que en Francia e Italia se usaba un haba, que significaba buena fortuna, bendiciones y prosperidad.

Mientras “en el siglo XIX acostumbraban meter en el roscón un dedal y un anillito de metal, quien se encontrara el dedal iba a tener prosperidad y mucho trabajo, y quien se encontrara el anillo… quería decir que se iba a casar”, detalló el investigador gastronómico.

Actualmente el día 6 de enero se parte la rosca para agasajar la llegada de los reyes con el niño Dios, pero el verdadero significado de tal celebración se ha perdido cuando la persona quien obtiene el “muñequito” es motivo de burla.

“El muñequito es encontrarse al niño Dios, y al encontrarlo, él va a derramar sus bondades, sus bendiciones en ti”, argumentó Yuri. Es por eso que el día 2 de febrero, Día de la Candelaria, quien encontró al niño “pone los tamales”, pues con esto comparte esas bendiciones y buena fortuna.

“Me parece una cosa muy miserable burlarte del que va a tener que compartir, como si compartir fuera malo. Y como si encontrarte al niño Dios fuera malo”.  

En México la celebración de la Candelaria es de suma importancia, porque está sobrepuesta con una fiesta prehispánica (inicio del año nuevo prehispánico), donde se hacían tamales y se ofrecían para fertilidad de la tierra, la buena cosecha y buena siembra. De ahí que se conserven los tamales en la celebración.

csz

About Verónica Durán 848 Articles
ELF💙 IC💜 NCTzen 💚 Patos🌸FoodLover 🍣 sin flash todo es más bonito 📷

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*