Chiles Rellenos

Tiempo: 60 min.

Receta econòmica, para 4-6 personas.

 

Ingredientes:

* ½  kilo de queso panela o el de su preferencia.

* 6 chiles poblanos de tamaño mediano

* 1 kilo de jitomate

* ½ cebolla chica

* 1 diente de ajo

* 2 cucharadas de manteca de cerdo

* 2 hojas de laurel

* 1 pizca de clavo

* 1 pizca de canela molida

* 3 tazas de caldo de pollo, de res o de puerco (elaborada en casa, envasado o preparado con polvo)

* sal al gusto

* 5 huevos

* ¼  de taza de harina de trigo o de arroz

* ½  litro de aceite vegetal

 

Preparación:

  1. corta el queso en pequeños trozos o rebanadas.

  2. Lava los chiles en agua fría y sécalos. Ásalos, ya sea directamente sobre la flama de una estufa de gas o en el asador, dales vuelta de vez en cuando, hasta que la capa exterior del chile se quede negra y ampollada por todos lados.

  3. Mete los chiles a una bolsa de plástico o a un recipiente y ciérrelo. Permite que los chiles "suden" durante unos 20 minutos o hasta que se hayan enfriado lo suficiente para que se puedan agarrar bien con las manos. Saca los chiles asados de la bolsa o del recipiente y pélalos, quitando la capa quemada de la cáscara.

  4. Con un cuchillo filoso, haz un corte a lo largo de cada chile, abriéndolo únicamente lo suficiente como para sacarle las semillas. Raspa con cuidado para remover las semillas de cada pieza, pero sin abrir demasiado el chile.

  5. Rellena cada chile con una parte del picadillo o del queso. Debe quedar lleno pero no tanto que ya no se pueda cerrar. Cierra cada chile con uno o dos palillos para dientes para evitar que el relleno se desparrame cuando se frían.

  6. Coloca los jitomates, la cebolla, los ajos y una taza de caldo en la licuadora, muele hasta que se haya licuado perfectamente.

  7. En una sartén calienta la manteca de cerdo. Coloca un colador de metal sobre la sartén y vierte la mezcla de la licuadora sobre él de tal manera que el líquido caiga a la manteca caliente.

  8. Fríe la salsa de tomate durante unos 10 minutos, hasta que se empiece a espesar. Agrega el resto del caldo (2 tazas), las hojas de laurel, el clavo y la canela. Deja que la salsa hierva suavemente hasta que se haya espesado un poco y apaga el fuego.

  9. Separa los huevos en claras y yemas. Coloca los claras en un recipiente mediano y batelos hasta que se haga una espuma. Agrega una pizca de sal y las yemas, bate sólo hasta que se incorporen los claras con las yemas.

  10. Espolvorea la harina sobre los chiles y, con las manos, extiendela para que éstos queden cubiertos de una capa muy ligera. (La harina ayudará a hacer que se pegue el huevo batido al chile.)

  11. Con una cuchara grande, vierte un chile relleno a la mezcla de huevo, volteandolo con mucho cuidado para que quede cubierto. Levántalo, escurrelo, y colócalo en el aceite caliente. Permite que se fría durante unos dos minutos, volteando una o dos veces, hasta que el huevo quede cocido y se vea el chile de un color café claro.

  12. Saca el chile del aceite y colócalo sobre un plato forrado de una capa de toalla papel (para que absorba la grasa). Sigue así, friendo solamente uno o dos chiles a la vez, hasta terminar con todos.

  13. Sirve los chiles bañados con la salsa de tomate y acompañados, si lo deseas, con arroz y/o frijoles de la olla. 

  14. Costo aproximado: $99.65z

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*